martes, 8 de noviembre de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO: LA PETITE MORTE



Un  instante ese preciso  instante
Un instante de poder en mis manos
En mi cuerpo en mi mente
Al borde de una cascada
De deslumbrantes instantes

Te contemplo gemir en gozo
Y me siento grande
Un  instante ese preciso instante
En el que decido si te dejo ir o te quedas
Tu voluntad rendida
Bajo el yugo de mi cuerpo
Sonrío sin que me veas
Hace rato que cerraste los ojos
Al  mundo

Un instante ese preciso instante
Y luego esos preciosos instantes

Te atraigo hacia mí
Indefenso ante todo
Cual cachorro te amamanto
Yo creadora de esta bella
Muerte tuya
Decido que te vayas
Y en mí te diluyas
En mí estando

En un instante ese preciso  instante
Antes de precipitarte a
Ese vacío de plenitud
De esos instantes
Donde tú ya no estás ni eres
Aunque yo te contemple


 OTRAS PEQUEÑAS MUERTES EN CASA DE GUS.

11 comentarios:

  1. Un poema hermoso, que bella forma de describir la petit morte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y por ese breve instante se justifica ya, el simple hecho de existir.

    Un saludo juevero!

    ResponderEliminar
  3. Mar: Te confieso que esperaba de tí un hermoso poema. Podía haber sido prosa pero no, el tema se prestaba y pensé que no podrías resistirte a escribir poesía ante un tema tan sugerente. Y vaya que lo has hecho. Ese instante en que tienes el poder de decisión, el poder de provocar ese abandono total del otro, esa pequeña muerte,ese instante es glorioso y único, por más veces que se repita.
    Un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. En ese instante ella contempla, ella posee, controla, existe cierto sentimiento de poder en ella, de sometimiento en él, indefenso y gozoso.
    También, ella, se acopla y se entrega a "la pequeña muerte", perdida la noción del tiempo.

    Un poema que me ha hecho meditar sobre las distintas versiones de ese instante único, palpitante.
    Petons molts.

    ResponderEliminar
  5. Así tal cual... tal cual lo dices, lo sientes, lo expresas y lo decantas,como el mejor vino que invita a brindar.
    Salud Mar!
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Perfecto. Ese instante de amor y generosidad que quita la vida y la da. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me quedo con la última estrofa, donde creo que es donde se experimenta la "petit morte" supongo que en el fondo renacer es único, solo queda contemplar de cerca la recreación a la vida.
    Me gustó mucho, Mar..
    Besos

    ResponderEliminar
  8. muy buen escrito , pues asi es precisamente y... que nos dira la muerte en ese preciso instante?

    ResponderEliminar
  9. Una muerte que es pura vida, tan lindo Mar, tan lindo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar