domingo, 24 de julio de 2011

COMO A UNA PERRA EN CELO


tenerte entre mis piernas
y mis brazos
fue hermoso

pero hoy es poco más
que una foto en mi retina
que no puedo enmarcar

fue una lástima que no te dejaras
amar más allá de las sábanas

que no me amaras con voz y pecho

que sólo me follaras como
a una perra en celo.

8 comentarios:

  1. Drástico cambio de registro...
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No sé, de dónde te sale tan mala leche...
    Con lo dulce que pareces.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy gráfico el cierre...jejjeje
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Manuel,
    no creas. Ya tengo otros escritos de este estilo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Alfredo,
    yo creo que sí soy dulce. Pero como cualquier animal, a veces saco las uñas.
    Lo que cuenta este poema no es ni más ni menos que la realidad de muchas mujeres.
    Para ti siempre dulce.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Neo,
    gracias por pasarte, guapa. Gracias por tu constancia. Besossssss

    ResponderEliminar
  7. Nada que objetar, amor de perra en celo, pasión y punto, es una opción.
    Te comprendo, no siempre se es melaza, también se es picante chile o pócima amarga, depende del momento.
    Petonets molts i records des de Galicia, estic un xic desconectada per gust i necesitat. Natalí

    ResponderEliminar