domingo, 7 de agosto de 2011

HAMBRUNA en el CUERNO DE ÁFRICA

¿Cuántas veces te has duchado hoy? ¿Has tirado hoy algún resto de comida que se había estropeado en la nevera? ¿La semana pasada compraste demasiada fruta y se te pudrió alguna pieza? ¿Seguro que cerraste el grifo del agua mientras te cepillabas los dientes? ¿Das de beber agua embotellada a tu mascota? No quiero culpar a nadie; algunas de estas cosas me pasan a mí misma. Yo intento no sentirme culpable aunque a veces lo hago. Pero no puedo dejar de hacerme preguntas cuando tiro algo de comida, o veo lo afortunada que soy porque puedo escoger qué voy a comer o beber. Y me pregunto: ¿Qué puedo hacer? ¿Qué puedo hacer? Yo participaré con Óxfam. Soy miembro de esta ONG, me gusta su trabajo.  Pero hay otras muchas organizaciones con las que se pueden colaborar. A lo mejor se te ocurren a ti mism@ otras ideas para ayudar. ¡Genial! ¡Ánimo! Compártelas.
Hoy inauguro en este blog, con esta entrada, mi etiqueta "África". Me doy cuenta de que no es la primera entrada que dedico a ese continente. Y es que, no sé qué es, nunca he estado allí pero África me llama. Estoy enamorada de África. Ese continente, su gente, nos ha dado tanto... ¡nos da tanto!
Hoy, como siempre, mi corazón con África.
 



5 comentarios:

  1. Bueno... un problema de esa magnitud, dudo que se solucione con buenos propósitos a escala individual. Me preocupa, y me asombra ese extraño relejo implantado, de nos empuja a hacernos baluartes solo a nivel domestico de los grandes cambios que necesitaría el mundo, que no digo que no sea adecuado, pero considero que es mas a escala de propia conciencia, que de soluciones palpables.
    Mientras todos los ciudadanos de a pie,tendemos a apechugar con los despropósitos ocasionados por los que gestionan las riquezas del planeta, empujados por la solidaridad y esa sensación de individualidad con la que nos adoctrinaron, los que manejan y cortan el bacalao se rascan la barriga desde su trono dorado, y continúan con las inversiones armamentistas, financiando visitas de gurus religiosos, o dando el pactado tributo a los cuervos bancarios, que los sentaron en esas posiciones de poder.... Que yo hoy desechara un par de yogures por estar caducados, o que durante cinco minutos se me despistara y dejara abierto el grifo del agua, corrigiendo estas actitudes, no considero que sea la solución real al problema. Pero claro, como bien nos inculcaron, los gobiernos, o poderes mundiales apenas harán nada, salvo un remedio momentáneo y mediatizado, para salvar el tipo y no resultar escandalosamente amorales... así que... solo queda espacio a la pregunta...¿Y que vas a hacer, o puedes hacer tu? Derivando así la responsabilidad hacia el individuo...
    ¿No te parece una estrategia fascinante?

    ResponderEliminar
  2. ups! parece que se me borró el comentario!

    ResponderEliminar
  3. Decía que si bien lo que uno puede hacer en forma individual o grupal sólo será un paliativo y la solución efectiva del asunto está en manos de los poderosos que manejan el sistema mundial, no por eso debemos quedarnos de brazos cruzados sin siquiera aportar nuestro grano de arena. Tampoco es incompatible con reclamar por lo que hay que reclamar y exigir por lo que haya que exigir. Por algo se empieza.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. Neogéminis, totalmente de acuerdo cielo. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Susodicha,
    que unos poderosos, los que cortan el bacalao como tú muy bien dices, políticos o gurus religiosos no tomen las medidas oportunas o incluso giren la carbeza me indigna, sí. Pero yo no puedo quedarme de brazos cruzados, como bien dice Neogéminis. Dudo que sea una estrategia de nadie que piense como pienso. Y, verdaderamente, creo que todos en la medida que podamos debemos de responsabilizarnos de nuestro planeta y sus habitantes. Cada uno puede aportar su granito de arena. Uno ayudará aquí, otro allá, uno a los niños, otro a los ancianos, otro a los perros, otro a los gatos, otro a la selva amazónica y otro a los árboles de su ciudad. Lo que importa es crear lazos de solidaridad y hacer por un mundo mejor.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar