jueves, 9 de agosto de 2012

Este jueves un relato: Recuerdos, sueños, pensamientos



Estaban ellas toditas muy compuestas alineadas en filas, limpias, con las alas plegadas contra sus lomos, boca arriba, con las patas erectas y agarrotadas… Estaban muertas. María se armó de valor. Tenía que pasar por encima de aquella trinchera de palomas para llegar al final de la calle, para cruzar al otro lado, lejos de aquel mercado que apestaba a vísceras y del que necesitaba salir. ¡Dios! Nunca había visto tanto animal muerto.
Su compañera (¿quién era aquella mujer?) al ver la cara de María la tranquilizó diciéndole “es que tenemos una plaga y el ayuntamiento de vez en cuando…”. Por suerte, pensó, llevaba katiuskas, aunque no entendía por qué si no llovía… ¿Todavía tenía katiuskas? ¿Pero aún las conservaba? Cuando despertara, sería lo primero que haría, buscar las Katiuskas. Al pisar las palomas, las botas blancas se ensangrentaron. Los frágiles cuerpos crujían mientras miles de plumas levantaban el vuelo y revoloteaban por el aire. María sintió cómo se le metían por la boca y llegaban a su garganta aunque sin asfixiarla. Sabían a polvo. Mareada cerró los ojos apenas unos instantes para abrirlos al llegar a la otra orilla. María miró a todos los lados y comprobó que su amado no estaba. Su compañera de viaje también había desaparecido; debía de andar  por ahí pero ella no la veía. Estaba sola. 


Otros recuerdos, sueños y/o pensamientos en la casa de Mª José.

13 comentarios:

  1. Mar, marinita ¿por qué nos escatimas tus letras jueveras? ayyy, qué suerte este jueves tenerte.
    Aplaudo en pie, plumas que saben a polvo me resecan la garganta, pero aún puedo exclamar !viva tu imaginación!
    He notado esos cuerpos al pisarlos, llevo katiuskas y resbalo, las tengo en el armario, en Galicia llueve...en la otra orilla de este sueño encuentro la esencia de muchas sensaciones y el misterio y, sola, rodeada de palomas muertas me despierto...lástima, quiero seguir soñando este sueño.
    Petons encara saladets, no m'agraden els coloms, no són ocells del meu santuari, ni les gavines, pero totes volen alt i amunt, com els teus somnis.

    ResponderEliminar
  2. Da un poco de miedo ese sueño, y es digno de analizar, sobre todo lo de pisarlas oyendo crugir sus huesos, y la sangre que sale al hacerlo por sus cuerpos.
    Muy buena descripción.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Un sueño metafórico al que se intenta hurgar en significados.Palomas aplastadas, plumas volando alrededor de quien quiere escapar...he sentido la inquietud enorme de la protagonista, he sentido la angustia que le oprime el pecho en semejante situación de confusión y abandono.

    Un abrazo juevero!

    ResponderEliminar
  4. No me ha sido posible participar, pues ando más que liado y eso que estoy de vacaciones (tal vez por eso), pero he visto tu aportación y me ha dado alegría saber que te habías animado a publicar este jueves. Así que entro a leerte y me encuentro con un sueño de palomas, botas katiuskas, sangre derramada, ausencia del amado y de la persona amiga, soledad absoluta, un clima inquietante y yo diría que bastante terrorífico. Me ha gustado mucho.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Agobiante tu sueño y espeluznante, mucha muerte, sangre y soledad, mala combinación pero has conseguido un gran relato.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hay sueños que son todo un enigma... Descifrarlos? Costaría demasiado y no sé si podría llegarse a una explicación satisfactoria; ahora, contarlo, como lo has hecho tú, es un modo de dejarnos flotando en un mar de sensaciones, donde todo cobra una vida especial por la expresividad de tus palabras...
    Un beso al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  7. Muy buen sueño. Una palomita en busca de la otra. El amor está en cualquier lugar. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Agobiante e inquietante sueño. Se cuelgan de tus palabras fuertes imágenes que nos dejan en estado de vigilante incertidumbre...

    (Me dio gusto tu visita por mi blog días pasados y telegráficamente te cuento que estamos muy bien por aquí, y que el fotomontaje es precariamente mío...)

    Me gustó "verte"y deseo que el sueño, solo sea un lugar donde vaciar tus inquietudes y dudas, para despertar a una vida que de paz y armonía.

    Besos jueverísimos.

    ResponderEliminar
  9. Pisas por un mundo cruel y sucio enfundada en tus botas que te protegen. Ellas representan esa máscara que antepones en situaciones para no sufrir por lo que te rodea. No te sientas abandonada, estamos aquí.
    Gracias por estar tú.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Un sueño muy real por lo que tiene de irreal y desconcertante, como todo sueño. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Un sueño bañado de imágenes, de un surrealismo inquietante, pero quién no ha tenido un sueño así, en el fondo solo uno mismo sabe lo que encierra. Me encantó coincidir en este jueves contigo.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es bueno tener esas botas que nos protegen. Has hecho sentir esa angustia de la protagonista como su soledad. Me ha gustad,o aunque tambien inquietado.
    Un beso (FELIZ VIAJE)

    ResponderEliminar
  13. Un sueño raro, pero que tiene mucho significado, y creo que habla de soledad. Me impresionó la parte en que pisa las palomas, pude escuchar el crujido de sus cuerpos en tus letras. Muy original e inquietante.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar