lunes, 15 de octubre de 2012

Última luna llena

Recuerdo la última luna que me brindaste. Asomados a tu ventana, la contemplamos apenas unos instantes. Estaba espléndida, completa, prometedora. Deberíamos habernos quedado allí. El tiempo debería haberse parado ahí. Yo quería creer que volvíamos a estar juntos, indivisibles; tú, extensión de mi cuerpo y yo del tuyo. En comunión nuestras almas,  aunadas con ella también, la luna; vibrando a su luz... como en nuestra primera luna llena juntos. Pero sólo fue un sueño;  un sueño corto. Sólo duró una luna llena.

9 comentarios:

  1. Guau! qué belleza de imagen!...y las letras acompañan perfectamente esa atmósfera tan especial!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Con esa maravilla de luna llena, al menos ha durado lo que podía durar. Las dichas son efímeras...
    Preciosa imagen.

    ResponderEliminar
  4. En esa luna plena os reflejávais, la belleza nunca dura mucho, por eso la deseamos tanto y la añoramos.
    Boniques paraules per una imatge mágica.
    Petons marineta.

    ResponderEliminar
  5. A veces es corto el amor, pero queda en el recuerdo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso, he recordado momentos donde también he contemplado tanta belleza con la persona amada. Deseo que vuelvas a hacerlo. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  7. Lo que dura la luna, de luna a luna, ¿porque lo bonito dura tan poco?
    Un abrazo Mar.

    ResponderEliminar
  8. Feliz Navidad, amiguina.
    Un fuerte abrazo.
    Hablamos?
    celia

    ResponderEliminar