jueves, 11 de noviembre de 2010

"¿LAS OYES CÓMO PIDEN REALIDADES?" PEDRO SALINAS


¿Las oyes cómo piden realidades,
ellas, desmelenadas, fieras,
ellas, las sombras que los dos forjamos
en este inmenso lecho de distancias?
Cansadas ya de infinitud, de tiempo
sin medida, de anónimo, heridas
por una gran nostalgia de materia,
piden límites, días, nombres.
No pueden
vivir así ya más; están al borde
del morir de las sombras que es la nada.
Acude, ven conmigo.
Tiende tus manos, tiéndeles tu cuerpo.
Los dos les buscaremos
un color, una fecha, un pecho, un sol.
Que descansen en ti, se tú su carne.
¡Se calmará su enorme ansia errante,
mientras las estrechamos
ávidamente entre los cuerpos nuestros
donde encuentran su pasto y su reposo.
Adormirán al fin en nuestro sueño
abrazado, abrazadas. Y así luego,
al separarnos, al nutrirnos sólo
de sombras, entre lejos,
ellas
tendrán recuerdos ya, tendrán pasado
de carne y hueso,
el tiempo que vivieron en nosotros.
Y su afanoso sueño
de sombras, otra vez, será el retorno
a esta corporeidad mortal y rosa
donde el amor inventa su infinito.

10 comentarios:

  1. Salinas. Gran poeta, aunque reconozco que no es uno de mis preferidos.
    Un besito Mar, amiguina.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mar.

    ¿Te quieres creer que tengo una antología de Pedro Salinas y este poema aún no lo conocía?
    Me enganché a este poeta cuando leí su biografía. Toda la vida enamorado de aquella estudiante que conoció un buen día...Y cuantos poemas le dedicó.

    Alguno de sus libros siempre andan por mi mesilla de noche.

    Un abrazo fuertote.

    Maat

    ResponderEliminar
  3. Precioso texto...pero la letra muy pequeñita! jejejeje

    abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Qué gran poeta, Salinas.

    Me encanta.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. !Aplauso a Salinas y a ti Mar por traernos este poema intensísimo!

    Una vaga sensación de encuentros y desencuentros, un ligero sabor agridulce y los abrazos separados y las miradas a lo lejos.
    Petonets de tardor, fins aviat, espero, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Neogeminis:
    tienes razón, guapi, perdona. Pero esot son cosas de fantasmas técnicos porque te juro que la dejé más grandecita.
    Un beso en la distancia. Voy a cambiarlo ya!

    ResponderEliminar
  7. Maat he leído entera "La voz a ti debida" de Salinas, releo poemas sueltos de esaobra muchas veces y cada lectura me marivalla más. Me parecen perfectos por todo lo que me dicen y cómo me lo dicen. Pero no sé la historia que hay detrás y no recuerdo su biografía. El otro día leí en un blog, una carta que envió a la mujer que amaba por aquel entonces. La retomaré.

    ResponderEliminar
  8. Natalia,
    el recuerdo de este poema me lo trajo una conversación con Gustavo que tenía que ver con el tema de este jueves, lo de las redes sociales.
    Fins aviat, sí, espero.
    Mar

    ResponderEliminar